martes, 8 de noviembre de 2016

Carta a Victoria Ocampo

Querida Victoria: sabrás de mi fanatismo sobre tu persona. Debo decirte que estuve en Mar del Plata principalmente para conocer tu casa de veraneo. Tremenda desilusión me llevé al no ver toda la casa amoblada con tus cosas y llena de dibujos de niños por todas las paredes. Ahí mismo me enteré que habías pedido que rematen los muebles luego de tu desaparición física para mantener la casa de San Isidro. Por suerte, algunas personas que los han adquirido, los donaron para que se queden en su lugar de origen. Antes de retirarnos, tomamos un té con unos riquísimos scones.  

P.D.: también este año conocí, solo la planta baja, tu controvertida casa de Palermo que paradójicamente está a 5 cuadras de donde vivo. 

2 comentarios:

  1. Igual estuvo hermosa la visita, todos los lugares de Victoria tienen un encanto especial... Los scons, increíbles!!!. Pasamos una tarde preciosa!!!.

    ResponderEliminar